Talleres de Inclusión Laboral en el Centro de Formación Profesional Julio Lareu

Desde nuestro Centro de Formación Profesional Julio Lareu, que funciona dentro del Ex CCDTyE Olimpo, los participantes que integran los cursos de Formación Profesional (dictados con el apoyo y certificación del Ministerio de Trabajo, Empleo y Seguridad Social de la Nación), además de la formación profesional en Oficios (Serigrafía, Pastelería, Instalaciones Eléctricas y Electrónicas, Técnico Soporte de PC, entre otros) reciben orientación y una capacitación complementaria en herramientas para su inclusión laboral.
Nuestro objetivo: “La inclusión laboral de nuestros participantes”. Esta se puede dar de diferentes modos, ya sea por la propia búsqueda del participante o la vinculación laboral de Voces de Barro.
Idealmente se busca que los participantes al concluir los cursos tengan la posibilidad de conseguir un empleo o comenzar un emprendimiento en forma autónoma. Por eso nuestro aporte, es que más allá de la capacitación en el oficio, los participantes incorporen herramientas que les permitan desarrollarse laboralmente conociéndose primero como personas en un contexto, en una sociedad donde tienen que comunicarse , relacionarse y sentirse capaces de lograr sus objetivos.
¿Cómo lo hacemos?
En primer lugar, los participantes concurren a cinco talleres de inclusión laboral lo largo de su cursada en el oficio. El objetivo de los talleres es que el participante trabaje sobre su persona tanto en la identificación propia sobre el trabajo, reconociendo fortalezas y debilidades, y trabajando en la planificación de acciones para su inclusión laboral.
Al final de los talleres el participante debe saber responderse ¿Qué quiero de mi vida laboral? Este concepto no queda aislado y en los talleres se nota la importancia que tiene el trabajo para una persona, no queda aparte de lo que sentimos , de lo que creemos, de lo queremos. El trabajo forma parte de nosotros.
Nuestro concepto es trabajar sobre lo que exponen los participantes, lo que sienten, lo que representa un CV o un proyecto de emprendimiento. Pero antes de eso tenemos que saber a dónde vamos y a dónde queremos ir, realizando una introspección individual y un trabajo grupal para compartir experiencias.
Hemos realizado al momento tres talleres donde los participantes se identificaron laboralmente con un familiar, un amigo, un padre, una madre, un famoso. Se trabajó sobre imágenes laborales para entender si se sentían reflejados, sobre una misma imagen salieron varias miradas.
Los participantes identificaron sus fortalezas como ser sociables, creativos, autodidactas, adaptables, pacientes, honestos, sinceros, que no se rinden. También se identificaron debilidades como la desconfianza, el carácter, la imposibilidad de ver límites, la dificultad en la planificación, ser prejuiciosos. El miedo y la frustración es una constante de diferentes grupos de participantes.
En segundo lugar, se trabaja con entrevistas personales. Este espacio tiene dos objetivos. Primero brindar un espacio de escucha y asesoramiento laboral profesional a los participantes donde al estar en forma individual puede expresarse más relajados y así aprovechar el momento. Como segundo objetivo se realiza la base de participantes interesados en ser contactados con empresas del oficio para trabajar, o relevar a aquellos que tengan un emprendimiento y acompañarlos en el proceso de desarrollo. A los emprendedores, más allá del asesoramiento en la entrevista luego se los invita a participar de alguna de las actividades que la institución les brinda.
En tercer lugar la vinculación laboral con empresas donde se va trabajando contactando a las empresas para que aquellos participantes con ganas de conseguir un empleo puedan incluirse. Este punto es vital para cumplir los objetivos aunque a veces debe trabajarse para que los participantes y las empresas puedan aprovecharlo.

Como los cursos de Voces de Barro los hacen los participantes les compartimos una imagen y una frase. La imagen es de una participante que la envío luego de una entrevista; y, la frase, de una participante en un taller de inclusión laboral.

La FOTO: En la entrevista con la participante se llegó en la conclusión que su pasión era la pintura, pero que nunca pudo desarrollarla, porque su madre a los 14 años le dijo que con eso no iba a tener futuro económico. Era algo que había olvidado, dejado, pudo mostrar sus pinturas que guardaba tímidamente en su celular.
LA FRASE: En otro encuentro de los talleres de inclusión laboral otra participante refiere en un relato largo tres palabras;
Miedo-clic-Pasión
Entre la imagen y las palabras podemos redefinir nuestro objetivo con estas palabras más allá de lo que escribimos inicialmente:
“Lograr que los participantes saquen sus miedos, hagan un clic y puedan lograr que su pasión esté relacionada con su trabajo”

Lic. Alejandro Comegna
Responsable del Área de Inserción Laboral

Deja un comentario